loader image

Este gran desafío, posiciona al Servicio de Salud como la segunda institución pública de la región que, durante este 2024, firma una Carta de Compromiso para insertar la perspectiva de género en el ámbito laboral.

Los principales objetivos del Programa de Buenas Prácticas Laborales con Equidad de Género, del Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género (SernamEG) es promover estrategias y acciones que permitan cambios culturales internos, en los espacios laborales públicos y privados, con la finalidad de disminuir inequidades, brechas, barreras y desigualdades de género existentes en dichos lugares. Una gran tarea, para quienes voluntariamente deciden integrarlo a sus respectivas empresas o instituciones.

Una de las instituciones públicas de la Región de O’Higgins que decidió dar el paso y cumplir este gran hito en la materia, es el Servicio de Salud O’Higgins, que tras un largo trabajo y análisis de sus políticas laborales, realizado por la Comisión de Género y Equidad de la institución –conformada por 18 personas, entre los que se cuentan representantes de los 6 gremios regionales de la institución, jefaturas y Subdirecciones del Servicio- levantaron el requerimiento de trabajar de la mano del SernamEG O’Higgins, a través de su Programa Buenas Prácticas Laborales con Equidad de Género, lo que se oficializó con la firma de una Carta de Compromiso entre el director regional del Servicio de Salud O’Higgins, Jaime Gutiérrez Bocaz y la directora regional del SernamEG O’Higgins, María Jesús Avello Rifo.

“Quiero agradecer a todos los que hacen posible que SernamEG nos haya elegido para participar en este Programa; también agradecer por el trabajo de la Comisión del Servicio que ha avanzado bastante, pero que ahora con la ayuda y acompañamiento de SernamEG nos permitirá hacer un levantamiento formal en nuestros procesos, para que tengamos un ambiente laboral, mucho más acorde a los tiempos que hoy vivimos (…) este trabajo nos permitirá, de alguna forma, tener un mejor ambiente laboral en nuestro Servicio de Salud, lo que, sin duda, derivará en un mejor servicio para las y los usuarios”, afirmó Gutiérrez Bocaz, director del Servicio de Salud.

Por su parte, la directora del Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género, María Jesús Avello Rifo aplaudió esta iniciativa, ya que “al firmar esta Carta de Compromiso, el Servicio de Salud se posiciona como la segunda institución pública de la región en incorporar estas estrategias durante este año, transformándose además en un nuevo referente para el mundo público y privado de O’Higgins”.

Avello Rifo agregó que, “quiero felicitar al Servicio, a su director y a todas y todos quienes han permitido que un Programa como Buenas Prácticas Laborales con Equidad de Género, del SernamEG O’Higgins llegue a una institución como ésta, que cuenta con alrededor de 8 mil funcionarias y funcionarios, de los cuales un 70 por ciento son mujeres. Es bueno atreverse a revisar las prácticas internas del espacio de trabajo, no todas las instituciones lo hacen, porque no es una tarea fácil. Este es un hito que debemos relevar. Por eso, estamos felices de hacernos parte de este acompañamiento, esperando ser un aporte en la revisión de las políticas que actualmente posee la institución, como también en los objetivos que definan”, afirmó Avello Rifo.

Un cambio cultural necesario

“Cuando las y los trabajadores están bien en su espacio laboral, los resultados finales mejoran o se fortalecen”, fue uno de los aspectos que destacó el director Jaime Gutiérrez Bocaz. Y, efectivamente, esa es una de las miradas centrales del Programa BPLEG: definir acciones que apunten a un cambio cultural que logren impactar en la calidad de vida del equipo.

La misma convicción es la que motivó a cada uno de los integrantes de la Comisión de Equidad y Género del Servicio de Salud O’Higgins, quienes también fueron activos partícipes de promover este trabajo colaborativo con SernamEG. “Nos hemos capacitado y hemos develado la importancia de avanzar en temas como conciliación del trabajo y familia, eliminación de brechas y otras más. Probablemente, nosotros ya teníamos la visión, pero sí nos hacía falta el apoyo para implementar estas estrategias y llevarlas a cabo de la mejor manera. Entrar en este Programa, la verdad es un hito para el Servicio de Salud”, detalló Erika Quintanilla Retamal, Encargada de la Unidad de Género y Buen Trato Laboral e integrante de la Comisión de Género y Diversidad, del Servicio de Salud O’Higgins.

Con la firma de la Carta de Compromiso comienza un proceso que requerirá la activa participación de cada integrante del equipo de trabajo, de los distintos estamentos que forman parte de la estructura de la institución.